Prueba Opel Insignia a GLP cinco puertas, por Autogas News

2621
Opel Insignia GLP

Prueba Opel Insignia a GLp. El Opel Insignia 5 puertas es sentir lo que distinguea un coche familiar que te traslada a un nuevo territorio, con uno de los mejores coeficientes aerodinámicos del mundo, innovadores sistemas multimedia IntelliLink, sofisticados sistemas de asistencia al conductor, un lujoso interior, una refinada conducción y toda la eficacia de la ingenieria alemana de Opel.

Tecnologia Led

También destacar la tecnología LED para las luces diurnas con la característica firma de luz en forma de “L”, igual que las que encontramos en otros vehículos de la marca. El interior también ha cambiado por completo la consola central, dejando paso a la sencillez. Los materiales nos han parecido de mejor calidad y acabado que la generación anterior.

Conectividad

Se ha cuidado el detalle y eso se nota en la mejora general de la calidad percibida y del tacto de los mandos y botones. La reducción de los botones de la consola se debe al nuevo sistema de info-entretenimiento Intellilink con pantalla táctil de 8 pulgadas. Se puede navegar por todos los menús y sub-menús a través de la pantalla táctil, dando la instrucción de forma verbal o interactuando con el touchpad multitáctil que está colocado detrás de la palanca de cambios y junto al botón del freno de estacionamiento. Con este sistema de info-entretenimiento, podremos acceder directamente al navegador, conectividad con nuestro smartphone o con el sistema de audio.

Confort

Los asientos son cómodos y con excelentes regulaciones, en nuestro caso eran eléctricos y la verdad es que destacan por un mullido medio, aunque la piel que los cubría no ayudaba mucho a agarrar nuestra espalda en las curvas. Detrás hay espacio para tres sin problema, la altura no es mucha pero no tocaremos el techo si no somos muy altos.

El maletero con el portón de grandes dimensiones y 530 litros de capacidad es simplemente sensacional.

Novedades mecánicas

Son varias las novedades mecánicas que el Insignia trae consigo.

En primer lugar, Opel ha trabajado sobre el chasis del vehículo así como en la amortiguación y en la dirección, buscando siempre la mejora del confort a través de la reducción de vibraciones y de ruidos, la nula sonoridad desde su puesta en marcha a ralentí, y nada más empezar la marcha sigue manteniendo unos niveles de sonoridad increíblemente bajos, por algo se comenta que es la berlina de 5 puertas más aerodinámica.

Otro punto a destacar y que ayuda son los amortiguadores, brazos y muelles de recuperación específicos, estabilizadoras más gruesas… un sistema de amortiguación muy afinado, lo que da muy buenas sensaciones en vías rápidas con un impresionante aplomo. Mientras que en curvas lentas se muestra muy ágil.

Motor y caja de cambios

La caja de cambios manual de la unidad de pruebas de seis velocidades tiene desarrollos claramente orientados al confort de marcha y a la búsqueda del ahorro de carburante y el control de las emisiones. Son marchas largas y se nota sobre todo en las recuperaciones. A pesar de ello, es un coche rápido teniendo en cuenta el peso del conjunto. El motor empuja con decisión en todo el rango de revoluciones hasta el régimen de potencia máxima, momento en el que el rendimiento va decayendo.

Consumo del insignia GLP

Las cifras de consumo de esta unidad están en 7,6 l/100 km con un nivel de emisiones de CO2 de 124 g/km frente a los 5,7 l/100 km que consume la berlina con un motor 1.4 turbo gasolina. Sí, el consumo es mayor, pero en la gasolinera la diferencia se decanta por el GLP. Según cálculos de la marca; y teniendo en cuenta datos de gasolinera en Alemania (con unos precios por litro de 1,53 euros en gasolina frente a 0,70 euros en GLP); el ahorro queda en casi un 40 % por depósito.

Hablando de depósitos, el tanque adicional para el gas licuado; de 42 litros, se aloja en el espacio de la rueda de repuesto; y da una autonomía de 500 kilómetros. Si el conductor
elige desde la instrumentación el modo de funcionamiento que combina GLP y gasolina; la autonomía llega a rozar los 1.700 kilómetros. Una opción más para considerar en un mercado, el del GLP, que va en aumento.

Para incorporar el depósito de 42 litros para GLP, el Opel Insigna sacrifica la rueda de repuesto; aunque no la capacidad de carga del maletero. Adaptado para funcionar perfectamente con dos tipos de combustible; gasolina y Gas Licuado de Petróleo. El conductor puede escoger que carburante se inyecta al motor con sólo activar un botón situado en el panel de instrumentos.

Valoración Final. Es un buen coche familiar, polivalente y capaz, su precio es muy competitivo y está bien acabado.