Así son los coches GLP de Dacia: te desvelamos sus entrañas

516
Coches GLP de Dacia

Los coches GLP de Dacia son unos de los más vendidos en España. Su excelente relación calidad precio y el hecho de que la marca perteneciente a Renault cuente con una de las gamas de vehículos propulsados por autogas más variada y completa del mercado lo han hecho valedores de ser unos de los coches GLP más populares y demandados en los concesionarios españoles.

Ahora bien, para entender realmente el éxito de los coches GLP de Dacia es importante analizar al detalle sus entrañas y apartado mecánico. Partiendo de la base del Dacia Sandero GLP podemos echar un vistazo a una interesantísima imagen; que acompaña este artículo en la que se nos muestra el lugar y la forma; en la que es instalado el tanque en donde se almacena el Gas Licuado de Petróleo (GLP); así como todos los componentes que lo conectan con el motor de combustión.

Depósito de Gas

Al igual que la mayoría de vehículos de autogas que encontramos en el mercado; los coches GLP de Dacia tienen instalado el depósito de gas en la zona posterior; justo debajo del maletero. De dicho depósito emanan los distintos tubos y el conmutador/indicador de GLP. La boca por la que se reposta el autogas se encuentra junto a la toma del carburante convencional.

Coches GLP de Dacia

Motor Bifuel

¿Cómo funcionan? Los coches GLP de Dacia están equipados con motores bi-fuel (también llamados bi-carburante); que pueden funcionar de forma indistinta, pero no simultánea, con gasolina y gas licuado de petróleo. Su autonomía supera con creces los 1.000 kilómetros y el arranque se realiza siempre en gasolina. Y una vez se alcanza la temperatura idónea (un minuto aproximadamente) cambia automáticamente a modo GLP.

Del mismo modo, una vez se agota el depósito de GLP autogas; el vehículo vuelve de forma automática a funcionar con gasolina. En cualquier momento se puede cambiar de sistema (gasolina o GLP) con el simple acto de pulsar un botón.