Vehículos de autogas para reparto: una fórmula para reducir las emisiones

184
Vehículos de autogas para reparto

Durante estos últimos días hemos venido detallando la gama de algunos vehículos propulsados por AutoGas/GLP; que perfectamente pueden ser usados dentro de mundo laboral. Los vehículos de autogas para reparto de todo tipo de mercancías están a la orden del día. Y es que, sin lugar a dudas, son una fórmula perfecta para reducir las emisiones en las grandes ciudades. El Autogas o GLP (Gas Licuado de Petróleo) se sitúa como una fuente de energía alternativa y eficiente.

Poder calorífico del Autogas/GLP

El autogas cuenta con un poder calorífico mucho mayor que los combustibles tradicionales. Durante su combustión se reducen las emisiones de partículas contaminantes; por lo que contribuye a mejorar la calidad del aire; la protección del medio ambiente y, evidentemente, la salud humana. Es por ello que los vehículos de autogas para reparto son una inversión idónea para contribuir a disfrutar de una calidad de vida mejor.

Vehículos de autogas para reparto

Los gobiernos son conscientes de esta situación y es por ello que, en el caso de España, se están poniendo en marcha diversos programas de ayudas como el Plan MOVEA 2017 con el que estimular las ventas de coches a GLP. El autogas es el combustible alternativo más usado en vehículos a motor de combustión interna. Según destaca la AOGLP, ya son más de 25 millones de vehículos los que se utilizan en el mundo. En Europa podemos encontrar más de 15 millones de vehículos de autogas en circulación y, en España, más de 50.000 unidades.

Una de las grandes ventajas es que puede incorporarse en motores de combustión interna de turismos, furgonetas, autobuses o incluso embarcaciones de recreo. Su bajo precio con respecto a los carburantes tradicionales como la gasolina o diésel es otra de sus principales virtudes.