Repsol renueva su flota comercial con vehículos Opel de Autogas

983
Entrega Repsol Opel GLP

Repsol renueva su flota comercial con vehículos Opel de Autogas. La renovación es importante ya que supone la incorporación a su flota comercial de 180 unidades del Opel Insignia a GLP, o Autogas lo cual permite un ahorro económico y la reducción de emisiones, además de ser un impulso importante para los combustibles sostenibles.

Repsol Autogas y Opel Insignia GLP

Opel ha entregado a Repsol 180 vehículos del modelo Insignia que se mueven con AutoGas para renovar su flota comercial. Se trata de la versión con motor 1.4 Turbo de 140 CV, apta para utilizar tanto AutoGas como gasolina. Este vehículo supone una opción atractiva al convertirse en una alternativa económica, eficiente y que contribuye a la mejora de la calidad del aire de nuestras ciudades. De esta forma, dos compañías líderes en sus diferentes ámbitos como Opel y Repsol refuerzan su vinculación y su compromiso con el medio ambiente y la movilidad sostenible.

Gracias a los trabajos de desarrollo llevados a cabo en las diferentes plantas de producción, la marca alemana ofrece la posibilidad de realizar las modificaciones necesarias en los modelos para su funcionamiento con AutoGas sin ninguna transformación posterior, lo que proporciona a esta instalación un plus de calidad.

El sistema de AutoGas está perfectamente integrado en el vehículo; por ejemplo, el depósito de combustible AutoGas queda completamente ubicado en el espacio para la rueda de repuesto. La garantía de un alto nivel de rendimiento y un absoluto confort en la conducción, están basados en una tecnología plenamente desarrollada, capaz de dotar a los vehículos de prestaciones y fiabilidad equivalentes a los vehículos gasolina o diésel.

El AutoGas o GLP para automoción es una mezcla de butano y propano que se ha convertido en el carburante alternativo más utilizado del mundo, con más de 15 millones de vehículos que lo emplean ya en Europa y más de 25 millones a escala mundial.